• ¡En oferta!
  • -267,43 €
Dosificadora de Agua-Escayola Boomerang
Dosificadora de Agua-Escayola Boomerang
Dosificadora de Agua-Escayola Boomerang
Dosificadora de Agua-Escayola Boomerang

Dosificadora de Agua-Escayola Boomerang

080592
949,00 € 1.216,43 € -267,43 €
IVA no incluido

El dispensador de yeso de agua Boomerang Precision II es la nueva versión de la familia Boomerang ya conocida en el mercado.

Además de rapidez y precisión, otra de las grandes bazas del producto es el ahorro de materiales: cuando se dosifica a mano, la tendencia es a aumentar las dosis. Sin embargo, con la dosificadora Boomerang siempre conseguirá la dosis exacta, con el consiguiente ahorro que supone. 

La Boomerang Precision II está equipada con software y una pantalla aún más potente que las versiones anteriores. Aumentan aún más su facilidad de uso, la precisión de las dosis y guían al usuario a través de mensajes simples.Los escasos sistemas dispensadores en el mercado a menudo son caros, delicados y difíciles de manejar.

Producto personalizable

No olvides guardar tu personalización para poder agregarla al carrito
  • opcional 250 car. max

Si encuentra algo más barato mejoramos su precio
¡Rellene los campos obligatorios correctamente!

La sencillez por sí misma no sirve de mucho si no viene acompañada de precisión en la dosificación. Por eso, uno de los mayores retos a los que se enfrentó el equipo de
diseño de MESTRA, a la hora de actualizar la dosificadora Boomerang, fue mantener la sencillez del modelo original mejorando la precisión.

La anterior Boomerang contaba con una bomba del tipo vibratorio, que aunque precisa, no llega a los valores de la nueva bomba de tipo peristáltica. Además, se reduce de manera sustancial el ruido producido durante la dosificación, mejorando el confort de uso. Esta mejora, junto con la actualización del control electrónico y de la
galga de pesado, conducen a una precisión extraordinaria.

El resultado habla por sí mismo: La combinación de una báscula de pesado con resolución de décimas de gramo y la comentada bomba peristáltica, producen errores inferiores al 2 %. A efectos prácticos, estos valores resultan totalmente compatibles con los recomendados para las escayolas del tipo III y IV, suponiendo un considerable ahorro en la partida de escayolas del laboratorio.

Respecto a la versión anterior de Boomerang, la incorporación de un display alfanumérico con instrucciones a tiempo real simplifica significativamente el manejo del aparato. También se ha simplificado respecto al modelo anterior la calibración de la máquina, ahora más rápida y mucho más intuitiva y con mensajes de ayuda en
el display.

Mediante la función “Proporción Fija” almacenamos en memoria un valor para la proporción entre agua y escayola, y a partir de ese momento solo será necesario seleccionar la cantidad de escayola que deseamos despachar: el agua se dosifica
automáticamente.

También es posible trabajar en “Proporción Variable”, de manera que las cantidades de escayola y de agua se escojan independientemente.

Por supuesto que se mantiene en el nuevo modelo la posibilidad de programar hasta cuatro materiales diferentes que quedan almacenados en memoria. Bastará con cambiar de tanque y seleccionar el material, para que la dosificadora trabaje con un nuevo tipo de escayola.

Uno de los comentarios más típicos que suelen escuchar nuestros comerciales puede resumirse así: “…En mi laboratorio trabajo junto a otros seis empleados. Me he dado cuenta de que, desde la incorporación de la Boomerang, el consumo de escayola ha descendido en un 30; o quizás un 40 %. Si tenemos en cuenta el volumen de escayola que manejamos y el precio de los tipos III y IV, ya no puedo prescindir de la máquina…”

Esta clase de testimonios evidencia el verdadero valor de la dosificadora Boomerang. Cuando se dosifican escayolas, suele ser una práctica común mayorar las cantidades debido al típico “por si acaso”. Sin embargo, cuando a la dosificadora Boomerang se le solicita una cantidad exacta, puede estar seguro de que se la entregará sin ningún tipo de merma o demasía. Sumando el ahorro en cada dosificación, la cantidad total sorprende.

La accesibilidad al tanque es inmediata, lo que posibilita un desmontaje en escasos segundos. Posteriormente es posible cargar el tanque desde cualquier posición cómoda, sin tener que elevar pesados sacos por encima de la máquina. Además, se evita que el polvo generado en la maniobra de carga se deposite sobre la máquina. El rápido acceso a la limpieza del sistema de dosificación es otra de las ventajas.

Se puede trabajar con diferentes escayolas en una sola máquina. La sustitución de un tanque de escayola por otro tanque diferente se realiza en cuestión de segundos. Otro detalle importante es que el tanque es transparente, por lo que se puede comprobar con facilidad y sin necesidad de abrir ninguna tapa o registro el nivel de polvo restante, el correcto funcionamiento de los sistemas de dosificación, la limpieza etc.

En caso de desgaste u obstrucción del husillo dosificador, éste se desmonta y sustituye en menos de dos minutos sin que se requiera ningún tipo de conocimiento mecánico ni se precisen herramientas. Bastan las manos. En el peor de los casos, el conjunto del tanque es un elemento muy económico reemplazable por el propio usuario. Se convierten así en rutinarias labores de mantenimiento o averías que en otras máquinas resultan muy costosas.

El coste de la dosificadora Boomerang se debe analizar desde dos perspectivas diferentes: Por un lado el coste de adquisición de la máquina y por otro el ahorro que supone su uso cotidiano.

En relación al primero de ellos, el empleo de soluciones tan ingeniosas como el sistema de tanques desmontables; la posibilidad de dosificar con precisión empleando elementos mecánicos económicos; el empleo de composites técnicos en su estructura; o la simplicidad de su control electrónico, permiten alcanzar con creces este objetivo. Actualmente —y dentro del conocimiento de MESTRA—, la dosificadora Boomerang se posiciona como la opción más económica presente en el Mercado Dental. Por supuesto que su reducido precio no merma en absoluto la calidad, fiabilidad y asistencia técnica, propias de la marca MESTRA.

En cuanto al segundo de los ahorros, el tiempo nos ha demostrado que, aunque inicialmente el comprador medio adquiere la máquina por cuestiones de comodidad, uno de las cualidades que más satisfacen a la larga a los clientes de la dosificadora Boomerang, es el ahorro conseguido en materiales. Como se dijo, la realidad práctica nos evidencia que puede llegar al 40 %, sobre todo en escayolas del tipo III y IV. Dependiendo del tamaño del laboratorio, este ahorro permite amortizar la máquina en pocos meses.

Sin opiniones

Este sitio web recopila datos y los almacena las cookies personales.